Peter Murphy: Cuando La Nostalgia Opaca A La Excelencia June 30, 2012

Adapted from HumoNegro.com:

Peter Murphy: Cuando la nostalgia opaca a la excelencia

Sábado, 30 de junio de 2012 | 3:20 pm |

Es cierto, el concierto de la noche del viernes en el Caupolicán, será recordado como un éxito absoluto. El lugar se repletó hasta las graderías y, si hacemos un análisis somero, Peter Murphy logró cautivar a un público que coreó cada uno de sus clásicos. Y sólo sus clásicos.

Hablar de la figura de Peter Murphy, es hablar de una amalgama de artistas de la década de los ochenta, que se transformaron en iconos del pop rock alternativo. David Bowie, Robert Smith, Morrissey, entre otros, son los nombres más reconocibles de una corriente que mezcló la música con la teatralidad y la extravagancia. Murphy se eleva como el gran precursor de la sub-cultura gótica, y hoy más que nunca, esa imagen lo ha relegado a convertirse en una figura de culto, más que un artista que hasta el día de hoy sigue produciendo música. Porque Peter Murphy volvía a Chile, para presentar su más reciente disco, “Ninth” (2011), el cual se despega del misticismo oscuro de sus trabajos más reconocibles, para mezclar el drama con ritmos más rockeros. Por lo mismo, es que gran parte del set estuvo dedicado a repasar su última producción, donde ni el atuendo más dark del lugar, ayudó a disimular el casi nulo conocimiento que se tenía por el material menos popular del artista, hecho que marcó la primera mitad del concierto, momentos en donde la magia, ocurría sólo en el escenario.

Todo comenzó a las 21:10 hrs. Las luces se apagan, y sin mayores presentaciones, Peter Murphy, vistiendo chaqueta y camisa, se ubicaba en el escenario junto a su banda, para interpretar “Hurt”, cover de Nine Inch Nails, que pasó literalmente sin pena ni gloria. Por una parte estuvieron los problemas de sonido, que afectaron tanto a la banda como a la amplificación en el teatro, y por otra, la total apatía del público frente a lo que estaba ocurriendo frente a ellos. Claro, los gritos y suspiros de amor se dejaron escuchar con todo cuando el inglés apareció en escena, pero cuando comenzó a cantar, poco y nada más que observar en silencio, se transformó en la tónica del concierto.

“Velocity Bird” puso sobre la mesa el rock de “Ninth”, donde el desplante y energía del británico inundaron el escenario, provocando el frenesí de la audiencia cuando usó un ramo de flores que recibió del público, como una baqueta, destrozándolo en uno de los bombos de la batería. “In The Flat Field”, el primer cover de su etapa en Bauhaus, llegó con Mark G. Thwaite (guitarra) y Emilio China (bajo, violín eléctrico), manteniendo la energía que no lograba contagiar al teatro. “Peace To Each”, es otro gran tema de “Ninth”, que pasó colado ante la indiferencia del público. Agradeciendo el recibimiento y cariño de la fanaticada criolla, Murphy presenta “Memory Go”, que de no ser por el gesto del cantante de quitarse la chaqueta, no hubiese sacado más que bostezos.

Anunciada como un tema que “va a gustarles mucho”, “Silent Hedges”, otro cover de Bauhaus, fue recibido con un poco más de tibieza por el respetable. La interpretación de Murphy, perfecta, a pesar de los constantes problemas con los que él y su banda tuvieron que lidiar a lo largo del concierto. El hombre es un profesional y dueño de un temple de acero, que dejó todo lo negativo en un segundo plano.

De su disco del año 1995, “Cascade”, llego la oscuridad de “Subway”, donde Murphy se hizo de un teclado, para acompañar la atmósfera melancólica de la canción, en uno de esos instantes donde el pararse y observar, estaba totalmente justificado. Con guitarra acústica en mano, “A Strange Kind of Love” –con un guiño al tema “Bela Lugosi’s Dead”- despertó a todo el mundo, y por primera vez se produjo una conexión entre artista y público, en uno de los clásicos del catálogo del inglés. La nostalgia seguía sacando cuentas favorables con “She’s In Parties”, uno de los favoritos de Bauhaus, y cuya melodía de melódica (valga la redundancia), puso a bailar a muchos.

En “I’ll Fall With Your Knife” retornaba el silencio, mientras el cantante se acercaba a las primeras filas del público para dar la mano o saludar a los fanáticos de la galería. El concierto se iba por un tubo, cuando el potente bajo de China llevaba la base de “I Spit Roses”, single de “Ninth”. China retomaba el violín y Murphy la guitarra acústica, para volver a señalar las virtudes de la audiencia chilena, presentar a sus músicos, y regresar a la nostalgia con la bella “Cuts You Up”. Del EP “The Secret Bees Of Ninth” (2011), fue interpretada “Gaslit”, marcando otro momento de contemplación, para una de las joyas del catalogo más reciente de Murphy.

“Ninth” seguía sonando con “The Prince & Old Lady Shade”, que a pesar de contar con la euforia de los músicos en el escenario, era escuchada con discreción. El rock sucio de Bauhaus retornaba con “Stigmata Martyr”, donde las cacofónicas distorsiones de la guitarra eléctrica de Murphy, hicieron chirriar los oídos más sensibles y aplicaron la dosis de actitud punk y desorden, a una audiencia empaquetada. El rock seguía con “Uneven & Brittle”, otra de su nuevo disco, para realizar el primer bis de la noche. Vistiendo el mismo atuendo que en la portada de “Ninth”, el inglés daba inicio a la oscuridad catártica de “Hollow Hills”, simplemente hipnótica. “Deep Ocean Vast Sea”, sumó palmas gracias a la performance, que incluyó pechos al descubierto y lanzamiento de accesorios al público.

Los últimos minutos del concierto, fueron definitivamente los mejores, donde estaba todo lo que la mayoría había ido a ver en un show que se extendió por dos horas exactas. Así lo hicieron saber “Dark Entries”, “Ziggy Stardust”, el cover de Bauhaus –del cover de David Bowie-, dejaron al público totalmente prendido, para llegar al último encore de la noche con “Indigo Eyes” y “All Night Long”, donde el público termino por gritar y aplaudir todo lo que no aplaudieron durante el resto del concierto.
Peter Murphy regresó y triunfó, qué duda cabe, pero más allá de las cuotas alegres que deja el recuerdo de los años mozos, la de anoche fue una jornada dispareja, una montaña rusa de emociones. Mientras Peter Murphy sigue adelante haciendo música de calidad como siempre lo ha hecho, el grueso de su fanaticada no dio el paso y se quedó relegada a cantar el coro del hit de antaño. El maestro y su magia persisten, pero sus discípulos se han quedado en el pasado.

Setlist

  • Hurt (Cover de Nine Inch Nails)
  • Velocity Bird
  • In the Flat Field (Cover de Bauhaus)
  • Peace To Each
  • Memory Go
  • Silent Hedges (Cover de Bauhaus)
  • Subway
  • A Strange Kind of Love (Con guiño a “Bela Lugosi’s Dead”)
  • She’s In Parties (Cover de Bauhaus)
  • I’ll Fall With Your Knife
  • I Spit Roses
  • Cuts You Up
  • Gaslit
  • The Prince & Old Lady Shade
  • Stigmata Martyr (Cover de Bauhaus)
  • Uneven & Brittle
  • Hollow Hills
  • Deep Ocean Vast Sea
  • Dark Entries (Cover de Bauhaus)
  • Ziggy Stardust (Cover de Bauhaus/Bowie)
  • Indigo Eyes
  • All Night Long

The most complete source of information on the career of musician Peter Murphy.